Leyes de accidentes automovilísticos en Texas

Una revisión detallada de las obligaciones del conductor después de un accidente automovilístico en Texas, la regla de negligencia comparativa del estado, y mucho más.

Después de un accidente de tráfico en Texas, es posible que tenga dudas sobre sus derechos y responsabilidades, inclusive sus opciones para hacer que el conductor culpable sea responsable financieramente de sus pérdidas. Este artículo analiza algunas leyes de Texas que podrían tener un gran impacto en su caso.

Reportar un Accidente Automovilístico en Texas

De conformidad con el Código de Transporte de Texas, sección 550.026, el conductor de cualquier vehículo involucrado en un accidente debe reportar de inmediato (“por el medio de comunicación más rápido”) el accidente al departamento de policía local (si el accidente ocurrió en un municipio) o a la oficina local del alguacil (si el accidente ocurrió fuera de un municipio) si la colisión tuvo como resultado:

  • lesiones o la muerte de una persona, o
  • daños a un vehículo hasta el punto que no puede ser conducido con seguridad desde el lugar de los hechos.

¿Debo reportar el accidente a la compañía de seguros de mi automóvil?

Por lo general, los estados no tienen leyes que regulen si (o cuando) el titular de la póliza que sufre un accidente automovilístico debe reportar el accidente a la aseguradora de su automóvil, y Texas no es la excepción.

Sin embargo, cada contrato de seguro de automóvil requiere que el titular de la póliza reporte el accidente automovilístico a la aseguradora con prontitud después de la ocurrencia del hecho. Mientras más pronto la aseguradora tenga información sobre el accidente, más pronto puede comenzar a tratar de defender la reclamación. Si el asegurado no reporta un accidente dentro de un tiempo razonable, la aseguradora puede denegar la cobertura en conexión con la colisión. Una compañía de seguros puede definir un “periodo razonable” como algo tan breve como uno o dos días después del accidente automovilístico, dependiendo de las circunstancias.

En conclusión: Incluso si su accidente automovilístico fue leve y no alcanzó el nivel de un “accidente reportable” en Texas, debería reportarlo a la aseguradora de su automóvil solo para garantizar que la aseguradora proporcionará la cobertura por el accidente en caso de que llegue a necesitarla.

Estatuto de Limitaciones Para Accidentes Automovilísticos en Texas

Un “estatuto de limitaciones” es una ley estatal que establece un plazo sobre su derecho como potencial demandante para interponer una demanda judicial. Estos plazos límites varían dependiendo del tipo del daño que usted sufrió y/o del tipo de caso que quiera presentar. En Texas, la mayoría de las demandas judiciales por accidentes automovilísticos deben interponerse dentro de los dos años posteriores a la fecha del accidente, ya sea que el caso se trate de lesiones causadas por el accidente, daños al vehículo, o ambos.

Si intenta interponer su caso después de que la fecha límite ya haya pasado, es casi seguro que el sistema judicial de Texas desestimará su demanda judicial, salvo que sea aplicable alguna rara excepción para extender la fecha límite.

La Eegla de Negligencia Comparativa de Texas en los Casos de Accidentes Automovilísticos

Si el otro conductor tuvo toda la culpa de su accidente automovilístico, el resultado suele ser predecible: el otro conductor (a través de su aseguradora) pagará para compensarle por sus facturas médicas, las remuneraciones perdidas y otras pérdidas que usted haya sufrido. Pero ¿qué sucede si usted fue en parte culpable?

Texas sigue una regla de “culpa comparativa modificada” cuando se determina que más de una parte comparte la culpa de un accidente. En la mayoría de los casos de accidentes automovilísticos, se le pide al jurado que calcule dos cosas con base en la evidencia: el importe total en dólares de los daños del demandante y el porcentaje de culpa que le corresponde a cada parte. De conformidad con la regla de culpa comparativa modificada, la adjudicación de daños al demandante se reduce en un porcentaje equivalente a su partede la culpa.

Por ejemplo, suponga que, en su caso, el jurado decide que su adjudicación total por daños debe ser de $100,000 (incluyendo sus facturas médicas, pérdida del ingreso, daños al vehículo y “daños morales”). Pero el jurado también decide que usted es responsable en un 40 por ciento del accidente (quizás usted iba a exceso de velocidad). De conformidad con la regla de culpa comparativa de Texas, usted tiene derecho a recibir el 60 por ciento del total de $100,000, o $60,000 (sigue siendo una cantidad significativa, pero por debajo del costo total de sus daños).

Una nota importante: Ya que Texas es un estado con la regla de culpa comparativa “modificada”, usted no recibirá nada en absoluto si se determina que tiene más del 50 por ciento de culpabilidad en la colisión. Esto es diferente de los estados con la regla de culpa comparativa “pura”, donde usted puede conseguir una indemnización por daños a pesar de ser más culpable que la otra parte. En conclusión: En Texas, usted debe tener menos del 50 por ciento de culpa para poder conseguir una indemnización por daños de cualquier otra parte culpable en un accidente automovilístico.

La regla de negligencia comparativa no solo obliga a los jueces y jurados de Texas (si su caso de accidente automovilístico llega a tribunales), sino que también es la guía para el ajustador de reclamaciones al seguro de automóvil cuando está evaluando su caso. Después de todo, un ajustador de reclamaciones toma decisiones basadas en lo que es probable que suceda en el tribunal. Pero no deje que eso le impida procurar un acuerdo de liquidación financiera o una demanda judicial por accidente automovilístico. Por el contrario, converse con un abogado de Texas sobre sus opciones y la mejor forma de proceder.