Leyes de accidentes automovilísticos en Arizona

Los plazos para interponer una demanda judicial por accidente automovilístico en Arizona, la regla de negligencia comparativa del Estado, y mucho más.

Después de cualquier tipo de accidente de tráfico en Arizona, si usted sufrió lesiones y/o se causaron daños a su vehículo, es muy probable que quiera conocer sus opciones legales. En este artículo, discutiremos algunas leyes de Arizona que pueden tener un gran impacto en cualquier caso por lesiones personales que usted decida interponer, inclusive las fechas límites para la interposición de demandas judiciales y las reglas del estado cuando más de una parte pudiera ser culpable de un accidente.

Estatuto de Limitaciones Para Accidentes Automovilísticos en Arizona

Un “estatuto de limitaciones” es una ley estatal que establece un plazo estricto sobre su derecho para interponer una demanda judicial. Estos plazo varían dependiendo de la naturaleza del daño que usted sufrió.

(Nota: el estatuto de limitaciones no es aplicable a una reclamación al seguro de automóvil. La compañía de seguros, sea la suya o la del otro conductor, requerirá que usted presente la reclamación —o por lo menos que notifique a la aseguradora el incidente que puede generar una reclamación— “con prontitud” o “dentro de un tiempo razonable” después el accidente. Lo cual usualmente significa unos pocos días).

En Arizona, el estatuto de limitaciones que afecta una demanda judicial por accidente automovilístico es igual al mayor que sea aplicable a todos los casos de lesiones personales. Específicamente, los Estatutos Revisados de Arizona, sección 12-542 establecen una fecha límite de dos años para la interposición de cualquier caso civil que solicite una indemnización por “lesiones causadas a otra persona,” por “violar la propiedad privada y causar lesiones al patrimonio o a los bienes de otra persona,” y por las “lesiones causadas a otra persona cuando tales lesiones desencadenan la muerte”.

Por lo tanto, después de un accidente automovilístico, el mismo plazo de dos años sería aplicable sin considerar si la indemnización legal que se solicita es por una lesión, daños al vehículo, o el
muerte injusta , y sin considerar si el caso es interpuesto por el conductor, pasajero, motociclista, ciclista, conductor de un escúter eléctrico o peatón. La “cuenta regresiva” de los dos años usualmente comienza en la fecha del accidente.

Si usted trata de interponer su demanda judicial después de agotado el plazo de dos años, es casi seguro que el tribunal rechazará considerar la demanda, por eso es importante conocer cómo se aplica el estatuto de limitaciones a su situación.

Incluso si usted está confiando en que su caso se resolverá a través del proceso de reclamación al seguro de automóvil, querrá tener tiempo suficiente para interponer una demanda judicial en caso de que sea necesario; incluso si la razón es ejercer presión durante las conversaciones para la un acuerdo de liquidación financiera. Si piensa que se está acercando a la fecha límite de dos años, puede ser el momento de contactar a un abogado con experiencia en accidentes automovilísticos en Arizona.

Negligencia Comparativa en Casos de Accidentes Automovilísticos en Arizona

Si el otro conductor tuvo toda la culpa de su accidente automovilístico, el resultado suele ser predecible: el otro conductor (a través de su aseguradora) pagará para compensarle por sus facturas médicas, las remuneraciones perdidas y otras pérdidas que usted haya sufrido. Pero ¿qué sucede si usted fue en parte culpable?

Arizona sigue una regla de “culpa comparativa pura” cuando se determina que ambas partes comparten la culpa de un accidente. En la mayoría de los casos de accidentes automovilísticos, se le pide al jurado que calcule dos cosas con base en la evidencia: el importe total en dólares de los daños del demandante y el porcentaje de culpa que le corresponde a cada parte. De conformidad con la regla de culpa comparativa pura, la adjudicación de daños al demandante se reduce en un porcentaje equivalente a su parte de la culpa.

Por ejemplo, suponga que, en su caso, el jurado decide que su adjudicación total por daños debe ser de $100,000 (incluyendo sus facturas médicas, pérdida del ingreso, daños al vehículo y daños morales). Pareciera que está bien, ¿cierto? Pero el jurado también decide que usted es responsable en un 40 por ciento del accidente (quizás usted iba a exceso de velocidad). De conformidad con la regla de culpa comparativa de Arizona, usted tiene derecho a recibir el 60 por ciento del total de $100,000, o $60,000—sigue siendo una cantidad significativa, pero muy por debajo del costo total de sus daños.

La regla de culpa comparativa de Arizona es aplicable incluso si se determina que usted fue más responsable por el accidente que el otro conductor. Por ejemplo, si el jurado decide que usted es culpable en un 90 por ciento, técnicamente, sigue teniendo derecho al 10 por ciento del total de sus daños, pero por supuesto, por otra parte, usted será responsable por el 90 por ciento de los daños del otro conductor.

(No todos los estados tratan la culpa comparativa de esta manera. La mayoría aplica la regla de culpa comparativa “modificada” que solamente permite que el demandante reciba compensación por daños si su culpa fue de un 50 por ciento o menos. Cuando la culpa del demandante excede el 50 por ciento, la adjudicación por daños queda en cero en la mayoría de estos estados).

La regla de negligencia comparativa no solo obliga a los jueces y jurados de Arizona (si su caso de accidente automovilístico llega a tribunales), sino que también es la guía para el ajustador de reclamaciones al seguro de automóvil cuando está evaluando su caso. Después de todo, un ajustador de reclamaciones toma decisiones basadas en lo que es probable que suceda en el tribunal. Pero no deje que eso le impida procurar un acuerdo de accidente automovilístico o una demanda judicial por accidente automovilístico. Por el contrario, converse con un abogado sobre su situación y la mejor forma de proceder.